Ejemplo de reporte de lectura

El reporte de lectura sirve a los docentes para llevar un control sobre los avances de lectura con fines de estudio de los alumnos. El informe debe de contener los siguientes datos:
Título del libro y nombre del autor
Mención del tema central de la obra
Principales ideas de la lectura
Resumen, síntesis o reseña del texto
Opinión personal del contenido de la lectura
Conclusión personal sobre el libro o páginas leídas.

Ejemplo de reporte de lectura

Lectura:
EL BUITRE (Franz Kafka)
Érase un buitre que me picoteaba los pies. Ya me había destrozado los zapatos y los calcetines, y ahora ya me picoteaba los pies. Siempre daba un picotazo, volaba en círculos inquietos alrededor y luego continuaba su obra. Llegó un señor, se quedó mirando un momento y me preguntó por qué aguantaba yo al buitre.
-Estoy desamparado -le dije-; llegó y comenzó a darme picotazos; yo traté de espantarlo y hasta pensé torcerle el pescuezo, pero estos animales son muy salvajes y quería írseme a la cara. Decidí sacrificar mis pies; ahora casi me los ha destrozado.
-No se deje sacrificar -dijo el señor-; basta un tiro y el buitre se terminó.
-¿Cree usted? -pregunté-, ¿quiere ayudarme en este trance?
-Con mucho gusto -dijo el señor-; sólo tengo ir a casa a buscar el revólver, ¿podrá usted aguantar media hora más?
-No lo sé -respondí, y por un momento quedé rígido de dolor; luego añadí-: por favor, inténtelo de todas maneras.
-Bien -respondió el señor-, voy a apurarme con mi revólver.
El buitre había escuchado con calma nuestro diálogo, mirándonos al señor y a mí. De repente me di cuenta que había entendido todo; voló un poco, retrocedió para darse el impulso necesario, y como un atleta que arroja la jabalina ensartó el pico en mi boca, hasta el fondo. Al irme de espaldas sentí como me liberaban; que en mi sangre, que llenaba todas las profundidades y que rebasaba todos los límites, el buitre, inexorablemente, se ahogaría.

Nombre de la obra y del autor: EL BUITRE, Franz Kafka
Tema central de la obra: Una crítica al ser humano como ente social pasivo.
Principales ideas de la lectura: La obra gira en torno a la angustia percibida a través de los ojos de los tres personajes como tres perspectivas distintas; la primera es la obvia, el narrador  que es atacado por el buitre; este es un ser humano pasivo y por lo tanto su óptica es estrictamente fatalista y resignada. La segunda perspectiva es la del hombre que lo ve al pasar y que le ofrece una solución; este personaje tiene una perspectiva realista pero voluntariosa aunque no deja de ser un ser humano práctico y activo. La tercer perspectiva es la del buitre; un ave de rapiña que actúa como un personaje dominante sin el menor reflejo de humanidad, que no debe tenerlo puesto que es un buitre; que no siente culpa y tampoco puede sentir empatía alguna con alguien a quien considera más débil en la jerarquía evolutiva
Resumen: Un personaje es atacado por un buitre en el área de los pies; el buitre está devorando sus zapatos y en ese momento un hombre que pasa al ver su triste condición le ofrece ayuda; él le dice que puede acabar con el buitre pero debe ir a su casa por un arma y regresar; el protagonista acepta no muy convencido, sin embargo el buitre ha escuchado todo y cuando el hombre se retira, el ave se lanza contra el protagonista y le comienza a destrozar la cara empezando por la boca, el protagonista sin moverse siente un gran alivio porque sabe que al menos su sangre terminará ahogando al ave de rapiña.
Opinión personal: En lo personal creo que este cuento está cargado de una severa crítica social; es la caricaturización de una sociedad pusilánime y conforme personificada por el narrador de la historia; que hubiera podido golpear al ave; salir corriendo cada vez que el buitre se aleja para volar en círculos; buscar un objeto para enfrentarse a él., etc. pero en lugar de elegir una acción el personaje elige la pasividad como respuesta a las ansias inacabables de destrucción; nos obliga a  pensar en la sociedad sumisa y obediente que se conforma con la vida mecanizada a la que la ha limitado el estado moderno, que termina asimilando ese estilo de vida y lo convierte en su zona de confort. Pero el estado es un ave de rapiña; nunca tan perfectamente ejemplificada, de grandes fauces y estomago sin fondo que devora lo mismo a un hombre que a una sociedad entera.
Pero también podríamos afirmar que es la clara confrontación de lo personal contra lo colectivo; el yo y el superyó en una guerra para lograr imponerse. La pasividad del protagonista pareciera ser el refugio personal de quien busca conservar su individualidad; las ansias de la bestia sanguinaria, por otro lado, representaría la colectividad que muestra una feroz resistencia a lo otro, a lo distinto, a lo diferente y más aún si el portador de esa individualidad es renuente a enfrentarla; entonces la devora, tal como el buitre; que fiel a su naturaleza se alimenta de la carroña; porque debemos precisar que un espíritu que no combate ya ha dejado de estar vivo; es pues, la rapiña con que se alimenta el estado, la máquina voraz; el buitre kafkiano.
Conclusiones: En este cuento Franz Kafka nos obliga una vez más a presenciar el horror de la realidad circundante; porque el ser pasivo no es solo un individuo; no es Kafka impávido como siempre frente a la adversidad subjetiva; maniatado en  la compleja relación con su padre; no es el narrador que hace de la derrota su forma de vida y de la resignación su redención; es el reflejo de una sociedad entera angustiada pero cansada; cansada de enfrentarse a los dueños del mundo que dictan las reglas y que amenazan con devorarlo; que se resigna a perder los zapatos; los pies, una sociedad que se conforma con optar por una de las opciones que el buitre-estado le permite elegir y que encuentra la redención en una alegría idiota imaginando el atraganto que sufrirá la bestia cuando termine de deglutirlo.