Tipos de versos

El verso puede estar formado por una o varias palabras y lo caracteriza un ritmo y cadencia únicos. El ritmo que lo caracteriza se consigue por la combinación de sílabas tónicas y átonas que mantiene una regularidad acentual; esta característica marca la diferencia entre un verso y una prosa.

Tipos de versos:

El verso puede clasificarse de acuerdo a diversos parámetros; de acuerdo a la presencia de la rima se clasifica cómo:
VERSO RIMADO: Es un tipo de verso en el que la palabra final rima al menos con la palabra final de otro verso.

verso rimado

Ejemplo de verso rimado

VERSO SUELTO: Es un verso que no tiene rima y que aparece alternándose con los versos rimados dentro de una composición, en un romance, por ejemplo, los versos impares no riman mientras que los pares sí; es decir, un romance es la combinación de versos rimados y versos sueltos.
VERSO BLANCO: Es un verso que carece de rima pero que si tiene métrica y aparecen en composiciones que no tienen versos rimados.
VERSO LIBRE: Es el verso que carece de toda rima y de toda métrica y se utiliza en composiciones en las que todos los versos son iguales entre sí. Se comenzó a utilizar principalmente por los poetas posteriores al modernismo.
Otra clasificación para los versos es dependiendo de su número de sílabas; de tal manera que se llaman versos y arte menor aquellos de hasta 8 sílabas, y de arte mayor, aquellos que contienen entre 9 y 11 sílabas o incluso más. De los endecasílabos a los de mayor cantidad de sílabas, se entiende que los versos son compuestos de dos o más de arte menor: 6 + 5 o 4 + 7 (endecasílabo), 7 + 7 (alejandrino), que se separan mediante la cesura, que impone una pausa semejante a la de final de verso. Para la métrica no hay versos monosílabos en castellano ya que por ser agudos los versos deben añadir una sílaba adicional y al hacerlo se transforman en bisílabos. Un ejemplo es este verso de César Vallejo: La / cruz / da / luz / sin / fin / aquí hay una combinación de bisílabos y se unen las rimas agudas en A, U, I.

VERSOS DE ARTE MENOR:
BISÍLABOS: Versos de dos sílabas.
TRISÍLABOS: Versos de tres sílabas.
TETRASÍLABOS: Versos de cuatro sílabas.
PENTASÍLABOS: Versos de cinco sílabas.
SEXTASÍLABOS: Versos de seis sílabas.
HEPTASÍLABOS: Versos de siete sílabas.
OCTASÍLABOS: Versos de ocho sílabas.

VERSOS DE ARTE MAYOR:
ENEASÍLABO: Versos de nueve sílabas.
DECASÍLABO: Versos de diez sílabas.
ENDECASÍLABO: Versos de once sílabas.
DUODECASÍLABO: Versos de doce sílabas.
TRIDECASÍLABO: Versos de trece sílabas.
ALEJANDRINO: Versos de catorce sílabas.
PENTADECASÍLABO: Versos de quince sílabas.
OCTONARIO: Versos de dieciséis sílabas.
Cuando los versos adoptan un número fijo de sílabas o se combinan con el verso quebrado equivalente (octosílabo con tetrasílabo, endecasílabo con heptasílabo), lo que no es imprescindible para que el poema posea ritmo, se produce el llamado isosilabismo, frecuente en Francia e Italia.

ESCRIBE UN COMENTARIO

  1. Oscar, comentó hace 1 mes:

    Muchas gracias por su información tan valiosa, informativa e interesante….me sirve de mucho, gracias…saludos.