Tipos de quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento contra el cáncer mediante fármacos específicos para retrasar la tasa de crecimiento de células tumorales. Los agentes de quimioterapia más comunes actúan destruyendo las células que se dividen rápidamente y que provocan la enfermedad sin embargo, debido a la agresividad del tratamiento este elimina tanto a las células sanas como a las células dañinas. Por lo que el tratamiento tiene generalmente algunos daños colaterales en el organismo del paciente tales como mielosupresión (disminución de la producción de células sanguíneas, por lo tanto inmunosupresión) mucositis (inflamación del revestimiento del tracto digestivo) y alopecia (pérdida de cabello).

A continuación les dejo los tipos de quimioterapia

QUIMIOTERAPIA DE PRIMERA ELECCIÓN: También conocida como terapia estándar es la quimioterapia que se aplica para tratar determinados casos de cáncer ya que de acuerdo a diversos ensayos clínicos y pruebas de laboratorio es la terapia que más posibilidades tiene de curar esta enfermedad.

QUIMIOTERAPIA DE SEGUNDA ELECCIÓN: Es un tratamiento de quimioterapia que se administra cuando el cáncer no responde o vuelve a aparecer después de la quimioterapia de primera elección. De acuerdo a estudios de investigación y ensayos clínicos la quimioterapia de segunda elección puede resultar eficaz para tratar los tipos de cáncer que no responden o bien cualquier tipo de cáncer que reaparece después de un tratamiento de quimioterapia estándar. Este tipo de tratamiento también es conocido como terapia de rescate.

QUIMIOTERAPIA PALIATIVA: Se aplica a los tipos de cáncer que debido a su grado de evolución han sido decretados por el oncólogo como incurables y la terapia solo tiene la finalidad de aliviar los síntomas o retrasar su aparición y no curar la enfermedad por completo. Debido a que todo tratamiento de quimioterapia provoca efectos secundarios en el paciente el oncólogo deberá hacer una valoración equiparada entre costos y beneficios antes de iniciarlo.

QUIMIOTERAPIA DE MANTENIMIENTO: Es un tipo de quimioterapia utilizada para ayudar a prolongar la remisión. La quimioterapia de mantenimiento se utiliza exclusivamente contra ciertos tipos de cáncer como la leucemia linfocítica aguda y la leucemia promielocítica aguda.

QUIMIOTERAPIA DE CONSOLIDACIÓN: Quimioterapia utilizada cada vez que se logra la remisión. Esta terapia tiene como objetivo mantener la remisión. También puede llamarse terapia de intensificación; término que se utiliza en los tratamientos de leucemia aguda.

QUIMIOTERAPIA ADYUVANTE: Es un tipo de quimioterapia utilizado para destruir las células que pudieren haber quedado después de que ha sido extraido algún tumor por la vía quirúrgica y tiene como finalidad evitar la metástasis. Esencialmente la quimioterapia adyuvante sirve para prevenir una posible reaparición del cáncer.

QUIMIOTERAPIA NEOADYUVANTE: Es el tratamiento que se administra antes de un procedimiento quirúrgico y tiene como objetivo reducir el tamaño del cáncer ya que se reduce considerablemente el tamaño del tumor con esta quimioterapia.

QUIMIOTERAPIA DE INDUCCIÓN: Es un tratamiento que consiste en administrar elevadas dosis de medicamentos quimioterápicos en muy breves periodos de tiempo con el objetivo de eliminar las células de leucemia, ya que es un proceso enfocado en este tipo de cáncer, de forma rápida antes de que el paciente presente resistencia a los medicamentos. Básicamente la terapia se divide en dos fases: inducción de remisión y terapia después de la remisión.

ESCRIBE UN COMENTARIO