Tipos de enlace

De manera sencilla se puede afirmar que un enlace químico es la fuerza de atracción que mantiene unidos a dos o más átomos; ya que cuando dos átomos están lo suficientemente cerca surge entre los electrones de uno y el núcleo de otro una fuerza de atracción natural. Si esa fuerza es muy grande, lo suficiente para que los átomos permanezcan unidos y formen una molécula entonces se ha conseguido un enlace químico.

Tipos de enlace

ENLACE METÁLICO: Cuando se enlazan dos elementos pertenecientes al grupo de los metales se afirma que el enlace es un enlace metálico.  En este tipo de enlaces los electrones son compartidos por los átomos que pueden moverse a través del sólido proporcionando conductividad térmica y eléctrica, además de brillo maleabilidad y ductilidad. También tienen puntos de fusión y ebullición elevados además de ser insolubles en agua.
ENLACE COVALENTE APOLAR: Es un tipo de enlace entre átomos provenientes de elementos no metales e idénticos. Un ejemplo de este tipo de enlace es el O2.
Las sustancias con un enlace covalente apolar carecer de ductilidad, brillo y maleabilidad. Tampoco sirven para conducir electricidad. Existe una regla para que puedan formarse iones estables en un enlace covalente apolar, esta regla es que cada átomo termine en el mismo número de electrones que el gas noble más cercano a él en la tabla periódica.
ENLACE COVALENTE POLAR: Cuando los átomos son no metales y distintos  (cómo en el caso del Óxido Nítrico NO) los electrones están compartidos de manera desigual; la principal característica de los enlaces covalentes polares es que las moléculas resultantes tienen un polo positivo y otro negativo; de ahí obtienen el nombre de enlaces polares, y covalente porque los átomos comparten los electrones aunque sea de manera desigual.
ENLACE IÓNICO: Los enlaces iónicos son aquellos en los que los iones de diferente carga se atraen electrostáticamente. Esto sucede en una substancia que contiene átomos de metales y no metales, debido a que aquí los electrones son atraídos por la fuerza de los no metales que se transforman en iones con carga positiva mientras que, por otro lado, los metales se convierten en iones con carga positiva. Si una substancia contiene un enlace iónico entonces puede conducir electricidad fácilmente tanto en estado líquido como en disolución acuosa. Sin embargo en estado cristalino no pueden conducir electricidad debido a que los iones individuales son demasiado grandes para trasladarse libremente a través de los cristales.

ESCRIBE UN COMENTARIO