Tipos de economía

La economía es una ciencia social que estudia los procesos de producción, distribución, comercialización y consumo de bienes y servicios de un país. Los economistas pues, estudian cómo individuos, empresas, colectivos y gobiernos alcanzan sus distintos objetivos en este campo.
A través del desarrollo de la humanidad la economía es uno de los temas que más ha preocupado a los pensadores. Ya desde la época de esplendor de la antigua Grecia Platón y Aristóteles disertaban sobre los problemas relacionados con la riqueza, la propiedad y el comercio. Después, durante la edad media, cuando se dejó de lado el pensamiento racional y predominó el pensamiento de la iglesia, se impuso en derecho canónico, por el que se condenaba a la usura y planteaba que el comercio era la actividad inferior del ser humano, muy por debajo de la agricultura y apenas por encima de la servidumbre; forma que había tomado entonces la esclavitud en Europa.
En 1776 el filósofo y economista Adam Smith publicó su obra titulada la riqueza de las naciones y este es el primer momento de la economía como ciencia moderna e independiente de la filosofía y la política. Poco después, en el siglo XIX, tuvieron auge las primeras ideas de mercantilismo y los fisiócratas que le darían forma a los sistemas económicos que hoy todos conocemos.

Tipos de economía (sistemas económicos)

ECONOMÍA DE LIBRE MERCADO (CAPITALISMO): En este sistema económico la iniciativa privada, las empresas y comercios de capital privado nacional o extranjero e incluso las organizaciones no gubernamentales como escuelas y hospitales privados son quienes generan el Producto Interno Bruto, es decir quienes generan la riqueza de una nación y consecutivamente de todos sus habitantes. Las principales características de este sistema económico son:
• Los dueños del capital privado y no el estado son quienes toman las decisiones del mercado, es decir quienes deciden qué y cómo vender, determinan los precios y son también reciben todas las ganancias por la producción, distribución y venta de bienes y servicios.
• Cualquier persona tiene la capacidad de elegir entre una gran variedad de bienes o servicios que tienen la misma utilidad debido a que el mercado está regido por la oferta y la demanda; es decir que si alguien necesita determinado producto, cualquier persona puede ofrecerlo ya sea produciéndolo, distribuyéndolo o simplemente vendiéndolo.
• Los principales problemas en este sistema económico son el desempleo o subempleo, la inflación y las marcadamente injustas desigualdades económicas.

ECONOMÍA PLANIFICADA: Es un sistema económico propio de los países comunistas donde el Estado y no los dueños del capital privado, es decir, los empresarios, planifica la economía de manera centralista. Es decir, es el estado quien se encarga de planificar la producción, distribución y venta de bienes y servicios. Sin embargo en la práctica los gobiernos que alguna vez adoptaron este sistema económico cada vez aceptan más la intervención del capital privado en algunos rubros de la economía.
Los mayores problemas de este sistema económico han sido la burocracia, el racionamiento, el empleo encubierto y la escasez de insumos de primera necesidad.

ECONOMÍA MIXTA: Es un modelo económico que se sitúa en un plano intermedio entre el modelo capitalista y el modelo comunista, principalmente es aplicado por gobiernos de tendencia socialdemócrata o liberal socialistas.
En países con este sistema la planeación de la economía recae directamente sobre el sector privado pero el gobierno interviene para proteger a los trabajadores y redistribuir la renta entre las personas de menores y mayores ingresos, de tal manera que es el estado quien regula la economía planificada por la iniciativa privada.
Esta economía le da una mayor libertad tanto a consumidores como a productores por lo que ambos pueden establecer sus propias normas ya que el estado siempre estará ahí para aplicar los ajustes necesarios para corregir el rumbo.
Como todos los sistemas económicos, la economía mixta también es perfectible debido a que puede padecer los mismos problemas de ambas economías, de la capitalista y de la planificada, dependiendo del nivel de injerencia que tenga tanto el estado como la iniciativa privada en ella.

ESCRIBE UN COMENTARIO