Tipos de bienes

Un bien de acuerdo al diccionario de la real academia española de la lengua es un patrimonio, hacienda o caudal.

Estos son los diferentes tipos de bienes que hay:
BIENES ECONÓMICOS: Son todas las cosas que podemos adquirir a través de una compra, es decir, pagando por ellas un valor económico determinado por el mercado o por el vendedor del bien. En otras palabras, son artículos materiales (casas, autos, aparatos electrónicos, comida, medicinas, etc.) y artículos inmateriales (tiempo aire para un teléfono celular, una patente, derechos sobre un software, etc.) que tienen un valor económico.
BIENES DE CAPITAL: Es todo aquello que ha resultado de un proceso de producción anterior pero que no será utilizado directamente en el consumo sino que será utilizado para continuar con el proceso productivo posterior con el fin de producir bienes de consumo o mercancías. Se clasifican en materias primas, maquinaria y equipo y bienes de inversión.
BIENES SUSTITUTIVOS: También son conocidos como bienes competitivos ya que aun cuando provengan de procesos de producción distintos se pueden utilizar para satisfacer una misma necesidad por lo que pueden entrar en competencia cuando llegan al mercado.
BIENES DE CONSUMO: Es un término utilizado en la economía para referirse a aquellos bienes o mercancías que tienen como propósito satisfacer diversas necesidades de aquellos quienes las adquieren. Un ejemplo de los bienes de consumo son los alimentos, en este caso se trata de bienes de consumo no duradero. Cuando un bien de consumo puede ser utilizado hasta que deje de ser utilizable se dice que es un bien de consumo duradero.
BIENES INTERMEDIARIOS: Son todos los bienes que son utilizados por los consumidores para satisfacer sus necesidades de manera indirecta ya que se trata de bienes utilizados en etapas intermedias de los procesos productivos. Un ejemplo de estos bienes son las materias primas también llamados insumos.
BIENES COMPLEMENTARIOS: Se le llama complementarios a los bienes que están vinculados ya que uno no puede ser utilizado sin otro u otros, por ejemplo: un teléfono inteligente y sus aplicaciones; el teléfono inteligente sin aplicaciones puede ser utilizado en tareas limitadas de fábrica pero si le agregas aplicaciones entonces podrás utilizarlo para otros fines, podrás editar fotografías, jugar, leer libros, etc. dependiendo de la aplicación que compres pero esos mismas aplicaciones no serán útiles sin el teléfono, de manera que existe una relación de codependencia y complementariedad entre ambos productos.
BIENES LIBRES: Son los bienes que utilizamos todos para subsistir pero que no pueden tener dueño ni valor en el mercado, por ejemplo, la luz solar, el aire, etc.
BIENES JURÍDICOS: Son aquellos valores protegidos y que son vigilados por el Estado; por ejemplo el honor de una persona es un bien jurídico, ya que existen los instrumentos legales para castigar a aquellos que atenten contra el honor de alguien, es decir, que cometan el delito de la injuria. Sin embargo, al ser tutelados por el Estado podrían resultar en algunas ocasiones subjetivos; como es el caso de las leyes que  protegen a un embrión y que castigan el aborto al tipificarlo como delito.