Propiedades químicas del agua

Introducción
El agua es un líquido compuesto por dos volúmenes de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). Es la materia esencial del planeta; tres cuartas partes de la tierra son agua, y el elemento fundamental a partir de la cual se ha desarrollado y supervivido la vida en la Tierra. La fórmula del Agua, de dos moléculas de hidrógeno más una de oxígeno fue descubierta en 1804 por el químico francés Joseph Louis Gay-Lussac y el naturalista alemán Alexander con Humboldt.

Propiedades químicas del agua
Algunas de las propiedades químicas del agua más conocidas son:
– El agua completamente pura no existe en la naturaleza debido a su capacidad y su función de disolver numerosas sustancias en el ambiente y a que el agua no se renueva, simplemente sigue un ciclo.
– El agua reacciona con los óxidos básicos para formar hidróxidos y aunque algunos óxidos no puedan disolverse con el agua los óxidos de los metales se combinan con el agua con gran facilidad.
– El agua también reacciona con los metales, estos pueden descomponerla en frío pero otros necesitan interactuar con ella a elevadas temperaturas para hacerla reaccionar.
– Otra propiedad del agua es que reacciona con los no metales, particularmente con los alógenos. Por ejemplo si se agrega un carbón al rojo vivo al agua esta se descompone y forma una mezcla de hidrógeno y monóxido de carbono.
– Al combinarse con algunas sales el agua genera hidratos. Cuando los hidratos se descomponen y pierden el agua las sales recobran su color; como en el caso del sulfato cúprico que es azul pero al deshidratarse se vuelve blanco.
– Al condensarse en la naturaleza para luego precipitarse el agua absorbe de la atmósfera dióxido de carbono y otros gases además de pequeñas partículas de material orgánico e inorgánico de la tierra.
– Los componentes principales del agua subterránea y superficial llamada también agua dulce son los sulfatos, los cloruros, los bicarbonatos de sodio y potasio así como los óxidos de calcio y magnesio. En tanto que el agua de mar contiene excesivas cantidades de cloruro de sodio o sal además muchos otros compuestos disueltos ya que los océanos y mares reciben los desechos de ríos y arroyos.
– Las aguas naturales tienen excesivas cantidades de sales de calcio y magnesio y en menor proporción de hierro, aluminio y otros metales; debido a esto las aguas naturales son consideradas de gran dureza. Por otro lado, el agua natural también tiene altos contenidos de bicarbonatos, carbonatos de calcio y magnesio y a esta se le llama dureza temporal y se elimina por ebullición, que al mismo tiempo sirve para esterilizar el agua. Hay otro tipo de dureza que es la dureza residual que también se conoce como dureza no carbónica o permanente; esta dureza se elimina añadiendo carbonato de sodio o cal o bien filtrándolas a través de ceolitas naturales o artificiales que absorben los iones metálicos que producen la dureza por un lado y liberan iones de sodio al agua por el otro.
– El agua natural también contiene hierro lo que produce un sabor desagradable en el agua potable, este se extrae a través de la ventilación o la sedimentación o bien pasando el agua a través de filtros de ceolita.

ESCRIBE UN COMENTARIO