Propiedades del té verde

Introducción
El té verde es un tipo de té proveniente de la planta Camellia Sinensis que ha sufrido una mínima oxidación durante su procesado. A diferencia del té negro, el té verde no se fermenta pues las hojas se recogen frescas y después de someterse a la torrefacción se prensan, se enrollan, trituran y al final se secan para empacarse.
El té verde contiene grandes cantidades de L-teanina que es una sustancia nootrópica y adaptogénica que potencia la actividad cognitiva, es decir, mejora los procesos cognitivos como la memoria, la atención, la concentración y el aprendizaje. El té verde además reduce el estrés y estimula la producción de ondas alfa.

Propiedades medicinales del té verde
– Detiene ciertas enfermedades degenerativas como el Alzheimer
– Ayuda en la prevención y tratamiento del cáncer
– Impide la degradación de las membranas celulares a través de la neutralización de los radicales libres
– Mejora la lipoxidación (ayuda a utilizar la grasa como fuente de energía) y aumenta el metabolismo
– Mejora la cognición
– Es un poderoso antioxidante, ya que gracias al alto contenido de catequinas e isoflavinas que se encuentran en sus hojas es un efectivo remedio que ayuda a combatir los efectos  del envejecimiento y las enfermedades del aparato cardiovascular.
– Es un excelente estimulante, gracias a sus altos contenidos de cafeína.
– Al té verde se le han atribuido un sinnúmero de propiedades benéficas e incluso extraordinarias; una de ellas es que es un excelente auxiliar para perder peso rápidamente y es cierto, pero solo en parte, ya que debido a que su consumo ayuda a mejorar la lipoxidación, aumenta el metabolismo, lo que mejora la quema de grasas y tiene como consecuencia una evidente pérdida de peso. Sin embargo no se recomienda beber té verde en exceso ya que sus altos niveles de cafeína (3,5% en comparación con el 1,5% que contiene el café) lo convierten en un diurético natural que provoca la pérdida excesiva de agua.

Modo de preparación
El té verde se prepara con agua pura sin hervir, se recomienda agua ligera, de ser posible agua mineral; para obtener todos los beneficios de las catequinas se recomienda hacer una infusión larga, dejarla hervir cinco minutos. El té debe colarse al servirse y puede acompañarse de miel o limón aunque lo más recomendable es beberlo solo.

Toxicidad
– Por sus altos niveles de teína, taninos y cafeína no se recomienda para personas con gastritis, ulceras, esofagitis, colon irritable, etc. ya que puede irritar aún más la mucosa intestinal.
– En cantidades excesivas puede resultar enormemente excitante por lo que puede devenir en ansiedad, insomnio o taquicardias.
– Por lo anterior no se recomienda tampoco en personas que padezcan de hipertensión.
– También está contraindicado en personas que tengan dificultad para absorber el hierro, es decir, no se recomienda para personas con anemia.
– No se recomienda en personas que presentan cuadros de osteoporosis ya que el té verde acelera la excreción de calcio.

ESCRIBE UN COMENTARIO