Propiedades del ajo

Su nombre científico es Allium sativum. Es una planta de hojas planas y delgadas de hasta 30 cm. De longitud. Tiene un bulbo de piel blanca que forma una cabeza dividida en gajos que comúnmente son llamados dientes. Cada cabeza tiene de 6 a 12 dientes y cada uno de ellos está envuelto en una delgada película de color blanco o rojizo.
Una característica peculiar del bulbo es el fuerte olor que emana al ser cortado, esto se debe a que contiene dos sustancias llamadas aliina y disulfuro de alilo las cuales son altamente volátiles.
El ajo es una de las plantas más utilizadas en la medicina alternativa ya que es el remedio natural quizá con más propiedades medicinales científicamente demostradas.
Entre sus propiedades medicinales aceptadas por la ciencia están el de antibiótico y antihipertensivo gracias a sus altos contenidos de aliina; esta substancia después de que el ajo es cortado o machacado se convierte en alicina; una substancia que no es un aminoácido, tampoco forma parte estructural de ninguna proteína pero que ha demostrado tener efectos farmacológicos importantes.

Propiedades medicinales del ajo
– Mejora el sistema cardiovascular. El ajo es un excelente alimento natural que ayuda a reducir los altos niveles de colesterol. Esto gracias a sus altos contenidos de alicina que es una substancia compuesta esencialmente por sulfuro de hidrógeno; este sulfuro facilita la distensión de las membranas vasculares lo cual disminuye la presión sanguínea y favorece la circulación y el transporte de oxígeno a través de la hemoglobina de los glóbulos rojos a los órganos y por consecuencia implicando una menor fatiga para el corazón lo que se traduce además en menos estrés.
– Es un antibiótico natural además de tener propiedades antiparasitarias.
– El ajo es una importante fuente de vitamina A, B1, B2 y C. Lo que significa que es un excelente medio para mantener más fuerte y saludable la piel, mejora la vista y previene las infecciones respiratorias.
– La alicina del ajo cortado o machacado tiene propiedades antioxidantes y es eliminador de radicales libres.
– La alicina además es un agente hipoglucémico. A través de pruebas de laboratorio se ha llegado a la conclusión de que los compuestos hipoglucemientes del ajo poseen un efecto tolerante a la insulina debido básicamente a los grupos de tioles que compiten directamente por la insulina con los compuestos inactivos.
– El ajo también contribuye a disminuir el ácido úrico y mantener limpias las vías urinarias.

Modo de preparación
Se puede ingerir crudo, cocido o bien en forma de tabletas, perlas o comprimidos, en cualquier caso su ingesta debe ser moderada y jamás deberá ser utilizado para sustituir medicamentos

Toxicidad
Debido a sus propiedades fluidificantes no se aconseja su uso excesivo ni crudo ni en extractos a quien padece hemorragias traumáticas o menstruales ya que podría incrementar la pérdida de sangre. Del mismo modo tampoco se aconseja su uso durante el embarazo.

ESCRIBE UN COMENTARIO