Propiedades de la naranja

Introducción
La naranja es una fruta cítrica obtenida del árbol llamado naranjo originario de Asia. Es comestible y más pequeña que la toronja y menos perfumada que la mandarina.
Es una de las frutas con más propiedades nutritivas ya que contiene azucares, proteínas, agua, vitamina A, beta caroteno, vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3, ácido pantoténico, vitamina B6, ácido fólico, vitamina B12, vitamina C, vitamina D, vitamina E, vitamina K, calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc y aunque contiene un elevado nivel de carbohidratos estos son más fáciles de digerir que los proporcionados por los alimentos procesados.

Propiedades medicinales de la naranja
– Sin duda el principal atributo de la naranja es su elevado nivel de vitamina C ya que solo 100g de naranja contienen el 90% de las necesidades diarias de vitamina  para el ser humano, por lo cual la naranja es un fruto altamente recomendable en la prevención y tratamiento de enfermedades respiratorias como gripa y resfriados.
– La vitamina C junto con los flavonoides y los fitonutrientes contenidos en la naranja reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
– Su vitamina C y sus ácidos cítricos resultan excelentes para tratar casos de cistitis o infecciones crónicas de vías urinarias sobre todo porque cambia el Ph de la orina lo que dificulta la reproducción de bacterias en las vías urinarias.
– La vitamina B6 de la naranja estimula la producción de hemoglobina, por lo que el cuerpo se oxigena mucho mejor.
– La fibra de la naranja acelera el proceso digestivo por lo que la naranja sirve para combatir el estreñimiento, además ayuda a mantener estables los niveles de glucosa en la sangre y reduce el colesterol malo.
– La naranja también contiene ácido fólico el cual es necesario para mejorar la elasticidad y humectación de la piel además de que acelera la actividad neuronal.
– La naranja además tiene efectos diuréticos por lo que es un excelente recurso para limpiar y estimular tanto al páncreas como al hígado.
– La vitamina C, el beta-caroteno y los bioflavonoides de la naranja son muy utilizados en tratamientos para prevenir algunas formas de cáncer más comunes por sus propiedades antioxidantes.

Modo de preparación
Las naranjas son frutos muy dulces, se pueden comer directamente después de retirarles la cáscara o bien en ensaladas, postres o jugos e incluso procesada solo que la naranja procesada no mantiene intactas todas sus propiedades.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO