Propiedades de la manzana

Introducción
La manzana proviene de un árbol llamado manzano, es una importante fuente de vitaminas, aminoácidos, glicina, azucares, quercetinas, isoleucina, glicina, valina, metionina, fibra, sorbitol y pectinas.

Propiedades medicinales de la manzana
– Es un alimento perfecto para la desintoxicación ya que gracias a su alto contenido en cisteína elimina rápidamente las toxinas del hígado.
– La manzana además es utilizada como auxiliar en tratamientos contra las enfermedades gástricas ya que contiene glicina, un antiácido natural que además es responsable del sistema inmunológico.
– También es un excelente aliado de los deportistas ya que contiene arginina además de lisina, ambos compuestos necesarios para el crecimiento muscular y la reparación de los tejidos.
– La manzana también contiene histidina, un estimulante natural de jugos gástricos, por lo que resulta excelente para el combate de la anemia, las enfermedades gástricas o las úlceras
– La histidina contenida en la manzana es un vasodilatador por lo tanto la manzana también funciona como auxiliar en tratamientos contra la hipertensión.
– Otra de las funciones de la lisina contenida en la manzana es la de contribuir en una mayor producción de anticuerpos y facilitar la absorción de calcio.
– Además la manzana es excelente en los tratamientos para perder peso gracias a sus elevados niveles de fibra y de metionina, una substancia necesaria para la producción de cisteína que ayuda a combatir el colesterol.
– Debido a sus elevados niveles de catequinas y quercetina, dos fitoquímicos que protegen al organismo contra la acción de los radicales libres y tienen propiedades anticancerígenas, la manzana resulta un alimento indispensable en los tratamientos contra el cáncer.
– La manzana también funciona como antiinflamatorio del aparato digestivo y de las vías urinarias gracias a su alto contenido en cistina, arginina y ácido málico.

Modo de empleo
Sin duda la manzana es una de las frutas más versátiles ya que se puede consumir cruda, en ensaladas de fruta o vegetales, postres e incluso como guarnición. También se puede comer cocida en platillos dulces o salados y además se puede beber en jugos, licuados, con yogurt y en cocteles. Por otro lado como no existe ninguna contraindicación científicamente comprobable cualquier persona puede consumir manzanas en cualquier momento.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO