Propiedades de la avena

Introducción
La avena es una semilla o grano de un género especifico de plantas; en total, este género de plantas contiene veinticinco especies distintas que se cultivan principalmente en regiones templadas frías alrededor del planeta. La avena es uno de los vegetales más versátiles ya que puede ser utilizada como forraje para animales de granja o bien como cereal en la dieta de los seres humanos.
Los granos de avena que actualmente se cosechan están formados por semillas, muy fáciles de digerir, y cascabillo o envoltura, que es indigerible. Comparada con otros muchos granos, la avena integral (con el cascabillo) es más rica en proteínas (12%), grasas (5%), fibra (12 a 14%) e hidratos de carbono (64%).
Los cereales de avena que se comercializan en todo el orbe son muy ricos en proteínas además de que son fuentes incomparables de tiamina y vitamina B1. La avena también se vende en presentación de harina; en esta presentación la avena contiene diversos antioxidantes que inhiben el enranciamiento de otros productos alimenticios ricos en grasas como el chocolate, la crema de cacahuate, la margarina y las harinas para pan. Además, una aplicación poco convencional de la harina de avena es la que se le da como conservador aplicada en la cara interna de las bolsas de papel para envasar productos como el café. La avena también tiene utilidades industriales ya que a partir del cascabillo de la harina se obtiene algo llamado furfural; un potente disolvente utilizado en diversos procesos de refinamiento.

Propiedades medicinales de la avena
– La avena puede consumirse tanto cruda como cocida. En el caso de la avena cruda esta mantiene sus propiedades casi intactas por lo cual resulta una gran fuente de complejo B, vitamina E, selenio, hierro, manganeso, proteínas y fibra.
– Es excelente fuente de fibra soluble llamada beta-glucano lo que ayuda al proceso digestivo pero además sirve para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
– Los carbohidratos que contiene ayudan a estabilizar la glicemia lo que resulta altamente benéfico para los pacientes con diabetes tipo 2.
– La avena es rica en proteínas y precisamente estas proteínas ayudan a mantener el cabello sano, uñas y huesos más fuertes además de una masa muscular más fuerte.
– Funciona como antioxidante gracias a su alta cantidad de selenio, mineral que es un excelente antioxidante indispensable para combatir enfermedades de tipo cancerígeno además de alteraciones cardiacas y envejecimiento prematuro.

Modo de preparación
La avena se consume procesada y puede ser ingerida tanto cruda como cocida. Regularmente se consume con leche, agua o en ensaladas.

ESCRIBE UN COMENTARIO