Ejemplos de oraciones subordinadas

Una oración subordinada es una oración que depende estructuralmente del núcleo de otra oración, llamada oración principal. Es decir, la oración subordinada es una oración que a su vez es un constituyente sintáctico de otro grupo de palabras que no es oración. Por lo tanto, la oración subordinada no tiene una autonomía sintáctica cuando se considera sola por lo que su comprensión está subordinada a otra a través de locuciones adverbiales o conjunciones. La oración subordinada puede ser explícita (cuando el verbo está conjugado en un modo infinitivo) o implícita (cuando el verbo está conjugado en modo indefinido).

Ejemplos de oraciones subordinadas

– La manzana que estoy comiendo está muy dulce
– Si quieres puedes traer tu guitarra para ensayar.
– Juan cree que María está mintiendo.
– Él sabe que necesita trabajar más.
– Ella no ha visto a su esposo desde que se fue a trabajar a otra ciudad.
– María sabe que Omar se comió el pastel.
– Creo que si llegarán todos los invitados.
– Los niños más rápidos llegaron primero y se ganaron un balón.
– Ya llegamos a la casa, ahora pregúntale a dónde vamos.
 Pues nosotros oímos que los perros ladraron toda la noche.
– Ayer entregaron las computadoras a los niños que estudian más.
– Cortamos los mangos que estaban maduros.
– Llegamos cuando la película estaba empezando.
– Ella vive dónde tú vivías hace un año.
– Simplemente hazlo como se te ordenó.
– Hizo de su reinado una época de esplendor en la que florecieron las artes y las ciencias.
– En sus libros se aprecia la influencia de Proust y Kierkegaard.
– El advirtió que si el dictador seguía su camino de guerra su nación se iba a balcanizar.
– Ya sabemos que para lograr el efecto deseado debemos aplicar la fórmula que nos enseñó el maestro.

ESCRIBE UN COMENTARIO